Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2013

Mapa geográfico de la mujer

Imagen
Hasta los 20 años son como África; medio vírgenes y medio exploradas.

De los 20 a los 30 años son como América; pura tecnología.

De los 30 a los 40 años son como Asia; misteriosa y desconocida.

De los 40 a los 50 años son como Europa; antigua, pero agradable.

Con más de 50 años son como Oceanía; todo el mundo sabe donde está, pero a nadie le importa.

Pero sean como sean, los hombres siempre estaremos perdidos sin ellas. 

A Dios padre estafador...

Imagen
No, no me he equivocado con el título. Ahora puedes llamarme hereje, ateo asqueroso o adorador del diablo, que me da igual.
Como todo niño de mi generación, he nacido en el seno de una familia católica practicante, y hasta que logré pensar por mi mismo (algo que ocurrió demasiado tarde) fui victima del sagrado bautismo, primera comunión (eso sí, a cambio de una suculenta bicicleta) e incluso fui confirmado. Que coño, ¡si hasta fui monaguillo!.
Sin embargo, ahora pienso que en realidad fui víctima de una estafa; la mayor estafa que ha existido jamás; una estafa que deja en bragas a la trama Gúrtel a Lehman Brothers y la madre que los parió. Un contrato que te ofrece salvación de tu alma a cambio de tu libertad de pensamiento y obra. Una estafa cuya idea surgió hace siglos con la escritura de un cuento al que llamaron Biblia. Porque los que idean las estafas son grandes genios, con mala leche si, pero genios.




Siempre he creído que la persona más inteligente del mundo fue el que ideó el l…

Lo bueno si breve... (VIII).

Imagen
El sarcasmo es la manera más elegante de ser un verdadero hijo de puta. No confíes en nadie; recuerda que el diablo al principio fue un ángel. Reírse de todo es de tontos; no reírse de nada es de estúpidos. Nadie se cruza en tu camino por casualidad, y tu no entras en la vida de nadie sin ninguna razón. Elimina de tu vida a quien elimina tu sonrisa. En mis tiempos los baños eran para cagar y mear, no para hacerse fotos calientes frente al espejo. Las lágrimas son la forma en que tu cuerpo habla cuando tu boca no puede explicar el dolor que siente. No hay mujer fea; hay dos cubatas de menos.

Los mejores momentos no se publican; se viven. El mejor argumento posible en una discusión es repetir lo que dice el otro pero con voz de retrasado. Follarte a un ex es como pedalear en bicicleta estática; sudas y te mantiene entretenido, pero no te lleva a ninguna parte. El amor es como el papel higiénico; se va acabando después de cada cagada. La envidia es el homenaje que la mediocridad le rinde …

Sueño...

Imagen
Sueño con una ciudad ideal, en la que todos los ciudadanos se parecen a Newton, Einstein, Leonardo da Vinci y Miguel Ángel, y sus equivalentes en sexo femenino. Una Atenas moderna, en la que Sócrates ha triunfado y recibe una corona de laurel en vez de un vaso con cicuta.
Las utopías son necesarias, hoy más que nunca.
Y en esta ciudad ideal, casi no hace falta añadirlo, todos los habitantes - tú, yo, todos nosotros - seremos filósofos.

(Manuel Durán: "Diario de un aprendiz de filósofo)

Sinónimos contemporáneos.

Imagen

¡Ya tengo mi Tablet!.

Imagen
¡Por fin tengo mi Tablet!. La necesitaba urgentemente si no quería ser un marginado de esta sociedad que valora a los demás por sus posesiones materiales. Sin embargo, nada más verla, mi mujer me ha dicho que soy un completo gilipollas. ¿Por qué lo dirá?.

Conectados

Imagen
Como cada día, a las seis de la mañana el despertador comenzó a sonar. Mas dormido que despierto, Juan se apresuró a apagarlo antes de que su esposa se desvelara. Juan solía soñar, y mucho, por lo que normalmente usaba el término apocalíptico de "destructor de sueños" para referirse a su despertador, al que siempre echaba en cara no saber cuales sueños debía arruinar y cuales no.

           - Hubiera sido mejor que esta noche te hubieras quedado calladito, - le susurró al aparato con una leve sonrisa. Para Juan sus sueños tenían mucha importancia; pensaba que le ocurrían por algún motivo,  su estado de ánimo a lo largo del día estaba muy influenciado por el tipo de sueño que había tenido por la noche, y tras analizar su sueño mientras se lavaba la cara con agua fría, estaba convencido que aquel sería un día maravilloso.